Creando una página web5 min read

Como crear una página web

Si quieres aprovechar para tu negocio, las ventajas que te ofrece internet, deberías de plantearte crear una página web. Pese a que esto te pueda resultar algo abrumador, sobre todo si lo tratamos desde cero, no debes desanimarte puesto que en la propia red, encontrarás todas las herramientas necesarias que te ayudarán a como crear una página web de la forma correcta. Sin embargo y pese a estas ayudas, vas a tener que tomar decisiones y para ello, es muy importante que tengas muy claro lo que quieres y como lo quieres. Empecemos por lo primero.

Elegir y comprar dominio

Antes de empezar con el diseño de una página web, tenemos que pensar un nombre para la misma y sobre todo, el como vamos a referirnos a ella en cuanto al dominio se refiere. Este dominio, será la dirección que los usuarios tendrán que introducir si quieren acceder a nuestra página a través de su navegador.

En este sentido, es importante disponer de un dominio en el que aparezca la palabra clave ya que evidentemente, tendrá una mayor relevancia en cuanto al volumen de la búsqueda se refiere. Para ello, tenemos que encontrar alguna palabra que pueda definir nuestro negocio para que cuando los usuarios busquen esa palabra clave en el buscador, se les pueda dirigir rápidamente a nuestra página.

Una vez que tengamos claro lo que tenemos, tenemos que comprar hosting donde alojaremos a nuestra página. La elección de un buen hosting, tendrá una relación directa con la calidad de la página. Necesitamos un hosting estable, que ofrezca una buena velocidad y que además nos permita subir todo tipo de archivos, por lo que contar con un espacio de almacenamiento no estaría para nada mal.

Una buena elección de hosting, repercutirá positivamente en la experiencia del usuario a la hora de navegar en nuestra página, sobre todo en cuanto a los tiempos de carga se refiere. Si por el contrario queremos ahorrar en este sentido y disponemos de un hosting gratuito, probablemente la página será lenta y la experiencia del usuario será bastante mala, lo que provocará que este termine por abandonar nuestra página para no entrar nunca más, consiguiendo la pérdida del cliente.

Estos hostings gratuitos están bien para páginas amateur, si queremos hacer algo de andar por casa o disponer de un blog particular pero por supuesto, que no son nada recomendables cuando lo que estamos buscando, es una experiencia profesional.

Diseñando la página

Una vez que tenemos claro el nombre y en donde la vamos a subir, llega la hora de meternos en harina o lo que sería lo mismo, el diseño web.

Llegados a este asunto, es importante tener en cuenta que unos conocimientos mínimos en HTML y CSS ayudan bastante, además de saber algo de retoque fotográfico con el manejo de software como Photoshop o Illustrator para el diseño gráfico. Esta explicación es simple y es que básicamente, pretendemos que nuestra página web sea única, no puede ser un calco de otra y para ello, tendremos que saber llevar a cabo las medidas que nos permitan esa personalización, ya sea la inclusión de algún tipo de logotipo, o cualquier forma que queramos darle a la propia página.

Teniendo en cuenta esto, es importante mencionar también que existen plataformas que nos pueden ofrecer un buen soporte, en donde digamos, que la base ya se encuentra creada, como por ejemplo puede ser WordPress o Prestashop en el caso de que lo que queramos sea montar una tienda online. De esta forma, tendríamos mucho ganado con respecto a empezar de cero y también está especialmente recomendado para aquellas personas que tengan escasos conocimientos informáticos pero sí que es verdad, que disponer de los conocimientos anteriormente mencionados, nos permitirá personalizar mucho más nuestra página y crearla realmente a nuestra medida.

Si todavía esto te resulta bastante complicado, la mejor opción es la de contratar a un experto en programación que nos pueda hacer la página a medida, en el lenguaje que necesitemos, ya sea php, javascript, css o html. La contratación de este programador, nos permite que también podamos diseñar la página a medida, simplemente bastará con decirle como la queremos para disponer de una página única y propia con la que nos podremos diferenciar de la competencia. Además de esto, tenemos la ventaja de que no tenemos que invertir nuestro propio tiempo para desarrollar la página y podemos invertir el mismo en otras tareas de la empresa en las que seamos más eficientes y por supuesto, tengamos más conocimientos.

Todo esto son opciones que tenemos a nuestra disposición para llevar a cabo el trabajo, por lo que podremos utilizar la que más nos guste o convenga. Sin embargo, más allá de todo esto, estas opciones tienen en común que tenemos que tener un diseño claro. Para ello, podemos ayudarnos con un lápiz y un papel de como sería nuestra página. El diseño es muy importante y es necesario que sea agradable a la navegación, es decir, que la información esté clara y no haga falta rebuscar en la página para encontrar cualquier cosa, por lo que es un punto en el que merece la pena pararse y tener claro el contenido de la misma.

Posiciona la página

Por último y no por ello menos importante, es necesario conocer el tema del posicionamiento. Una página bien posicionada, saldrá antes a los usuarios cuando estén buscando información en un buscador de un tema relacionado con nuestra página.

En este aspecto, que nuestra página se posicione mejor y salga antes que las de la competencia, permite disponer de una mayor cantidad de tráfico y nos ofrece la posibilidad que nuestros clientes, nos conozcan mejor. Si tenemos una página muy buena, ofrecemos un gran producto, pero no sabemos dar la visibilidad necesaria en internet, no servirá de nada. Para ello, nos tendremos que ayudar de diferentes palabras clave y de una cierta composición, para que sea amable con los buscadores y que estos, la busquen con una mayor facilidad.